0

Los puentes de San Petersburgo

meneame_share

san petersburgo puente cantantes Los puentes de San Petersburgo

Muchas veces se ha escrito, y con razón, que la bella ciudad rusa de San Petersburgo es un gran museo de puentes. Y es que esta curiosa Venecia del Báltico esta construida sobre más de 40 islas, innumerables canales y 342 puentes que dan a la ciudad su verdadero carácter romántico.

Una veintena de estos grandes puentes que cruzan el río Neva son levadizos: se levantan de noche para dejar pasar a los grandes barcos mercantes en un espectáculo nocturno digno de ver en verano, sobre toda cuando tienen lugar las célebres “Noches Blancas”.

2601089133730 san petesburgo9 Los puentes de San Petersburgo

Estos son los puentes más famosos y bellos de San Petersburgo:

    El Puente Azul y otros puentes “de colores” en San Petersburgo. El Puente Azul (Siniy Most) es una prolongación de la plaza de San Isaac sobre el curso del río Moika, donde se halla el monumento ecuestre del zar Nicolás I. Su nombre proviene del primer puente de madera, que estaba pintado de color azul. Es interesante seguir la ruta de los otros puentes “de colores” a lo largo del Moika: el Rojo (Krasny Most), el Verde (Zeliony Most) y el Puente Pevchesky, que antes era llamado el Puente Amarillo. Como eran prácticamente iguales, fueron pintados de colores para distinguirlos.
    El puente Pévchesky (del Canto) se encuentra junto al Palacio de Invierno, la casa-museo del famoso poeta ruso AlexanderPushkin y el Museo Hermitage y es el tercer puente más ancho de la ciudad. Fue construido en el año 1840 y lo inauguró el zar Nicolás I. Se llama el puente del Canto porque uno de sus extremos sale de la puerta del coro y es famoso por una bonita reja artística de encaje de hierro fundido.
    El Puente Anichkov está escoltado por cuatro imponentes estatuas de un hombre domando a un caballo que simbolizan la lucha del hombre con la naturaleza. Las originales que custodiaban el acceso fueron regaladas por el zar al rey de Prusia y diez años después sustituidas por las que hoy vemos.
    El Puente de los Besos fue construido primero en madera en el año 1738, siendo sustituido posteriormente por el de hierro. Es, como indica su nombre, el más romántico de la ciudad. Desde él se despedían los marineros y los presos de una prisión cercana y era el lugar de encuentro de los amantes. Hay que explicar que su origen no es nada romántico ya que su nombre se debe a que estaba situado al lado de una taberna que pertenecía al comerciante Nikifor Vasílievich Potselúev (su apellido significa “de los besos” en ruso).
    Puente del Banco: Es el más estrecho de la ciudad pero no por ello el menos apreciado, al contrario: es uno de los más bonitos y conocidos. Está situado al lado de la Catedral de Kazán y la Avenida Nevski.
    Puente de Pantaleón: se encuentra en la confluencia de los ríos Moyka y Fontanka, cerca del Hermitage. Fue el primer puente de cadenas de Rusia. Los turistas buscan la foto perfecta de sus elegantes farolas adornadas con el escudo de armas y cuatro águilas bicéfalas posadas sobre coronas de laurel.

Más información: San Petersburgo, la Venecia del Norte

Imáganes: san-petersburgo.com


meneame_share

Escribe un comentario