0

748713 960x720 kutteln kuddelfleck tripes la mode de caen 830x467 Kuddelfleck, el plato nacional de Luxemburgo

Si viajas a Luxemburgo, el pequeño pero próspero estado del Benelux, y quieres probar lo más típico de su gastronomía deberás sentarte a la mesa de un buen restaurante tradicional y pedir un Kuddelfleck. Mejor no averiguar de qué está hecho (pues se trata de estómago de vaca frito con miga de pan) simplemente confiar en el buen hacer de los cocineros y dejarse llevar.

Podríamos decir que son una especie de “callos” españoles aunque con un sabor y una textura bastante diferentes. Un plato ideal para combatir los duros inviernos del Ducado y que podremos encontrar en la carta de casi todos los restaurantes clásicos del país, sobre todo cuando hace frío. Mucho más sabroso de lo que uno puede pensar.

0

surf snowdonia1 1024x341 Snowdonia: surf en Gales

La región de Snowdonia, al norte de Gales, es un inesperado paraíso para los amantes del surf y de la naturaleza, aunque con ciertas peculiaridades que hacen de ella un destino único. Este verano nos espera allí la aventura en Surf Snowdonia, un lago artificial del tamaño de seis campos de fútbol preparado para la práctica de toda clase de deportes acuáticos, incluido el surf, gracias a un moderno sistema capaz de producir olas.

La ubicación de esta singular meca del surf no puede ser más bella: justo en mitad de un parque natural con más de 2.000 kilómetros cuadrados de extensión, con bellos paisajes costeros, verdes montañas, ríos, bosques, cataratas y un formidable anillo de castillos de varias épocas que se asoman al borde del mar.

0

257000152 1eb3770bff b 1024x702 Un Picnic en París

París en primavera invita al viajero a descansar en alguna de sus zonas verdes y disfrutar de sus vistas espectaculares y su magia. Un picnic en París, con un francés, quesos, patés y la baguette de rigor puede convertirse en a comida más placentera que uno hay disfrutado jamás.

Y ahora además es algo muy fácil de conseguir puesto que han proliferado las empresas que ofrecen este servicio: solo hay que llamar y ellos te traen el picnic al sitio que indiques, incluidos los cubiertos, la manta para sentarse sobre el césped y todo lo que necesites.

0

lauterbrunnen Lauterbrunnen: el valle de las 72 cataratas

En el corazón de los Alpes suizos, a unos 70 kilómetros al sureste de Berna, se encuentra el famoso valle de Lauterbrunnen, considerado como uno de los más bellos de Europa. Con un kilómetro de ancho y flanqueado por paredes rocosas gigantescas de hasta 300 metros de altura. En la parte más baja se encuentra el bonito pueblo de Lauterbrunnen vigilado por tres grandes picos (el Eiger, el Mönch y el Jungfrau) cuyo nombre en alemán se podría traducir como “muchos manantiales”. Y con razón.

Y es que en este valle hay censadas hasta 72 cataratas, algunas de ellas de varios cientos de metros de altura. El más famoso de estos saltos de agua es el Staubbach, con 300 metros de caída ininterrumpida. Otro espectacular fenómeno natural de esta región de Suiza son las Cataratas de Trümmelbach, escondidas detrás de una montaña: una serie de diez cascadas alimentadas por glaciares que transporta 20.000 litros de agua por segundo y l alanza al vacío en un salto de cerca de 200 metros.

0

image La playa roja de Mjelle en Noruega

La ciudad de Bodø, en una gélida y un tanto inhóspita de la  costa noruega, a casi 1.000 kilómetros de Oslo, no es uno de los grandes destinos turísticos de Noruega. Y sin embargo, aquí se encuentra uno de los lugares más curiosos del país que bien merecen una visita: la Playa Roja de Mjelle.

Para llegar a este rincón tan singular hay que conducir unos 15 minutos desde el centro de la ciudad. En verano es un lugar muy frecuentado por las familias que buscan unos tibios rayos de sol para calentarse y disfrutar de un baño en el mar. La playa en sí no tiene ningún interés si exceptuamos los llamativos colores de la arena, que van del blanco nacarino al rojo rubí. El viento y las olas dibujan formas cambiantes empleando estos dos colores en su paleta, dando lugar a paisajes extrañamente bellos.