0

meneame_share

image 830x536 Los restos de The Chain Pier en Brighton

Cuando hay marea baja, aparece en las costas de Brighton, al sur de Inglaterra, una extraña agrupación de tocones de madera y bloques gigantescos que revelan poco a poco, los únicos restos de The Chain Pier, el gran muelle de la época victoriana que fue arrasado por una tormenta en 1896, desapareciendo en las aguas del canal de La Mancha.

Construido en 1823, The Chain Pier fue el muelle de este tipo más antiguo que se construyó en el sur de Inglaterra, en la época en la que Brighton era el lugar de veraneo de moda para los ricos y aristócratas británicos. la zona costera. Su nombre proviene de su peculiar estructura, una serie de segmentos unidos por torres en suspensión, imitando la forma de los puentes. Se utilizaba para la carga y descarga de las mercancías de los barcos pero pronto pasó a ser un lugar de paseo, lleno de atracciones.

0

meneame_share

saarschleife 82 Saarschleife, el majestuoso meandro del río Saar

El río Saar nace en las montañas de los Vosgos, en la frontera de Alsacia y Lorena, en Francia. Desde ahí fluye hacia el norte acercándose cada vez más a la frontera alemana hasta su confluencia con el río Mosela, cerca de la ciudad de Trier. Este tramo final de su cauce atraviesa una zona llena de bosques donde el río dibuja pronunciados meandros. El más famoso es el Saarschleife, mil y una veces fotografiado.

La culpa de estos meandros es la geología del terreno, la dura e impermeable cuarcita que supone una barrera natural contra el agua. El Saar, incapaz de labrarse un camino a través de estas rocas, realiza un giro de 180 grados completo y da lugar a una gran “U” a la altura de la localidad de Mettlach, una creación natural que los alemanes llaman Saarschleife, el bucle del Saar. uno de los paisajes naturales más bonitos y famosos de la región de Saarland.

0

meneame_share

varsovia 1024x675 El sabor de la Navidad en Varsovia

Aunque los destinos europeos estrella para ver las luces de Navidad se concentran en Alemania, Austria, Suiza y las grandes capitales como Londres, Praga o París, la verdad es que cada vez son más los viajeros que descubren Polonia, país de tradición católica que se toma muy en serio estas fiestas. Especialmente en Varsovia, la capital, encontrarás el sabor y la magia de la Navidad más auténtica.

En sus mercados, acogedores y llenos de encanto, las casitas de madera venden adornos navideños, artesanía local, golosinas típicas de estas fechas y bisutería donde no faltan las clásicas piezas de ámbar del Báltico. Además del vino caliente centroeuropeo aquí se bebe también la sorprendente cerveza caliente. Estos son los tres principales mercados navideños de la ciudad:

0

meneame_share

131125133226 ice rink eiffel tower horizontal large gallery 830x472 Patinando en las alturas: la pista de hielo de la Torre Eiffel

La pista de hielo de Trocadero, justo en frente de la Torre Eiffel al otro lado del Sena, es un clásico de las fechas navideñas en París. Pero los que viajen a la capital francesa este año van a tener la posibilidad de disfrutar de otra pista de patinaje mucho más original: la que se ha instalado en el primer nivel del emblemático monumento parisino, a más de 60 metros sobre el suelo.

El acceso a la pista de patinaje es libre para todos los que han pagan los 9 € de entrada para visitar el gran icono de la Ciudad de la Luz, si las piernas, duramente castigadas después de subir las empinadas escaleras de hierro, se lo permiten. Para los que prefieran solo mirar está el bar, reconvertido en una cabaña navideña donde se sirve delicioso y reconfortante chocolate caliente.

0

meneame_share

loir2019 830x545 Chenonceau, el Castillo de las Damas

Fue propiedad de los reyes de Francia y  residencia real, pero por encima de todo uno de los castillos más bonitos del Loira. Nos referimos al Château de Chenonceau,  testimonio de una manera sofisticada de la vida cortesana gracias a su diseño original, la riqueza de sus colecciones, su mobiliario y su decoración. También se le conoce como “el Castillo de las Damas”, porque han sido las mujeres quienes han marcado los grandes hitos de su historia.

Chenonceau no se halla directamente a orillas del Loira sino de uno de sus afluentes, el Cher. Mejor dicho “encima” del Cher, pues es a la vez castillo y puente, cuyos cinco majestuosos arcos se levantan sobre las aguas. La imagen es sublime: un remanso de paz y un testimonio impresionante de los encantos de la región de Touraine y el Renacimiento.